¿Qué es la vigorexia?

La vigorexia es un trastorno de la conducta alimentaria, que aparece por una distorsión de la imagen corporal. Generalmente el trastorno vigoréxico aparece en varones, que se ven como “demasiado delgados” y con poca masa muscular “enclenques”, llevan un control estricto y obsesivo frente al espejo de su musculatura. Como solución encuentran que haciendo ejercicio físico de manera exagerada y continuada y también rechazando alimentos, conseguirán la musculatura perfecta y el cuerpo deseado. A este trastorno también se le llama “anorexia atlética”.

Culturista entrenando

Los principales factores de riesgo para sufrir vigorexia son:

Ser hombre.
Más del 75% de los casos de vigorexia son varones, son los que sufren una mayor presión social por desarrollar una musculatura perfecta.
Ser deportista.
El ejercicio físico cuando se convierte en una necesidad compulsiva y obsesiva se puede convertir en un problema.
Tener una personalidad obsesiva.
Existen pensamientos repetitivos sobre su imagen, piensan continuamente en cómo mejorarla, de ahí sale la forma “compulsiva” de realizar ejercicio.
Sufrir otro trastorno de la conducta alimentaria.
Tanto la vigorexia como la anorexia o bulimia comparten la preocupación por el aspecto físico y sobretodo el control sobre aquello que injieren en las comidas.

¿Qué es la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil es la incapacidad para conseguir y mantener una erección suficiente para llevar a cabo una relación sexual satisfactoria. Para que esté considerada como disfunción se ha de repetir durante un periodo de 6 meses. Un tanto por ciento elevado de personas con vigorexia sufren disfunción eréctil, esto se produce, porque la abundante presencia de anabolizantes andrógenos en sangre hace que los testículos dejen de generarla fisiológicamente (la testosterona) disminuyendo su tamaño hasta un 20%, llegando a crear ausencia parcial o total de espermatozoides en el momento de la eyaculación, y cabe recordar que si el consumo de anabolizantes se alarga en el tiempo, puede causar atrofia de los testículos.

[su_note note_color=”#f6e1f8″]La disfunción eréctil es la incapacidad para conseguir y mantener una erección suficiente para llevar a cabo una relación sexual satisfactoria por un periodo superior a 6 meses consecutivos.[/su_note]

Los anabolizantes, los dopantes y los problemas de erección

Con frecuencia la vigorexia o anorexia atlética se asocia a un abuso de complementos proteicos y anabolizantes. Los anabolizantes derivados de la testosterona pueden presentar efectos secundarios como la impotencia, el acné, aumento de glándulas mamarias, caída del cabello, cambio de humor, problemas cardiacos, etc. El uso de estas sustancias es la tercera causa más común de bajo deseo sexual en el hombre menor de 40 años. Los problemas de erección se produce porque los esteroides consumidos disminuyen el deseo sexual y debilitan las erecciones de una manera significativo, estos dos son los efectos secundarios más comunes en el uso de anabolizantes. Nos podemos encontrar personas más sensibles a los efectos de estas drogas que otras, lo normal es ser propenso a experimentar disfunción sexual. La mayoría de estas sustancias son adquiridas al margen de la legalidad promocionados en internet y sin supervisión médica y hemos de tener presente que es necesario un control ya que es una tratamiento hormonal. Cabe recordar que diferentes especialistas, urólogos, andrologos y sexólogos advierten de las repercusiones nocivas que los anabolizantes tienen sobre la fertilidad y sexualidad.

Estructura química del Stanozolol

Estructura química del Stanozolol, un anabolizante de síntesis proteica

Como reconducir la situación

[su_note note_color=”#9af795″]Si tienes alguna duda y te gustaría saber si estás en riesgo de padecer un trastorno vigoréxico o cualquier otro trastorno de la alimentación, te aconsejamos que realices este test de vigorexia totalmente confidencial que te ayudará a saber si sería conveniente visitar a un especialista.[/su_note]

¿Si he tomado anabolizantes y tengo problemas de erección, puedo solucionar este problema? Algunos de estos problemas son regresivos si se dejan de consumir a tiempo, pero no en todos los casos. Las estadísticas dicen que un 60% pueden llegar a recuperar la fertilidad entre los 6 y 9 meses después. Recordamos que el consumo de anabolizantes afecta a todo el organismo creando problemas cardio-vasculares, renales, aumento colesterol e hipertensión entre otros. El objetivo del tratamiento de la vigorexia debe centrarse en la modificación de la conducta y la distorsión que el paciente tiene sobre su propio cuerpo. Lo principal es que reconozca que tiene un problema. La obsesión por el músculo se trata como cualquier adicción. Para tratar la vigorexia al igual que otros trastornos alimentarios necesitamos un equipo multidisciplinar: médicos, psiquiatra, psicólogo, nutricionista y enfermera que nos ayuden a superar esta situación

Leave a reply